Subsidio para familias de sectores medios

Para las familias de sectores medios que no son propietarias de una vivienda, que tienen capacidad de ahorro y posibilidad de complementar el valor de la vivienda con recursos propios o crédito hipotecario, el Estado les entrega un apoyo en caso que requieran comprar una vivienda nueva o usada en sectores urbanos o rurales.

El aporte estatal varía entre 125 UF ($3.341.000 aprox.) y 516 UF (13.793.000 aprox.), dependiendo de la vulnerabilidad social y la localización geográfica de la comuna en que se ubique la vivienda.

Opciones de postulación para comprar una vivienda

 

 

Beneficios adicionales al comprar una vivienda con subsidio habitacional

Dividendo al día

Se realizará una rebaja automática del dividendo por pago al día. El beneficio se extenderá hasta el último pago del crédito hipotecario.

En caso de atraso en el pago de la deuda, se pierde la subvención de ese mes, pero no afecta los dividendos posteriores que estén al día.

 

Seguro de Cesantía

El Estado pagará la prima (o parte de ella), de un Seguro de Desempleo e Incapacidad Temporal a las personas que hayan adquirido una vivienda con los subsidios para sectores medios (programas regulados por los decretos D.S.40 de 2004 y D.S.1 de 2011).

Si una persona renunció a este seguro puede volver a contratarlo. El beneficio no se pierde si hay atraso en el pago del dividendo.